Torneo Regional Federal Amateur: Güemes ganaba 3-0 y Achirense se sentó protestando por los horrores arbitrales

0
89

Con otro cuestionadísimo arbitraje se jugó éste domingo el partido de vuelta entre Güemes de Santiago del Estero y Achirense de Entre Rios. El elenco «Azulgrana» se impuso por 3-0 con un triplete de Luis Leguizamón y pegó el salto a la tercera categoría del fútbol argentino.

Güemes (SdE) está de fiesta, y lo celebra a lo grande. El «Gaucho» se dio el gusto y logró concretar el regreso al Torneo Federal «A». El elenco santiagueño goleó a Deportivo Achirense de Entre Ríos por 3-0, revirtió la serie tras el 1-2 de la ida para festejar el ansiado ascenso ante su gente.

Pero el gran protagonista de la final fue Guido Medina que en el Primer Tiempo le amonestó cinco jugadores a Achirense e inventó un penal sobre Claudio de la Vega que no fue para Güemes. Luis Leguizamón lo ejecutó con un remate fuerte al medio, que encontró la gran respuesta de Laureano Rustón, el golero visitante que ahogaba el festejo «Azulgrana» en La Isla.

El «Gaucho» siguió buscando y en el minuto 29 tuvo su premio, tras una jugada de pelota parada que jugó rápidamente Pablo López, para el cabezazo de Vega, que encontró el ingreso solitario por el segundo palo de Luis Leguizamón, quien se tomaba revancha y abría el marcador para igualar la serie.

El segundo tiempo comenzó con más complicaciones para la visita, ya que a los 6´ se fue expulsado Tomás Ramírez (doble amonestación) tras una falta sobre Puntano. Con ese panorama, Güemes aprovechó la situación y a los 11´ estiró diferencias, otra vez a través de Leguizamón, el héroe de la noche, en evidente posición adelantada.

Con el 2-0, el nerviosismo se apoderó de los jugadores visitantes, que no tenían respuestas futbolísticas ni anímicas para revertir el resultado ante la evidente parcialidad del árbitro Medina. Así llegó el tercero, cuando a los 31´, otra vez Leguizamón apareció y selló con su triplete el ascenso de Güemes.

A falta de cinco minutos para el final, el partido estuvo detenido por gases lacrimógenos que se arrojaron en las adyacencias del estadio y afectaron a jugadores de ambos equipos.

Luego el juego se reanudó y el pitazo final desató la fiesta en La Isla, con todo el pueblo azulgrana celebrando el ascenso al Torneo Federal «A».

Fuente: Hora de Opinión.

Deja un comentario