30 C
San Martín
miércoles, enero 27, 2021
Cargando .......
Inicio Sociedad Opinan dos especialistas sobre el impacto que provoca el aislamiento social.

Opinan dos especialistas sobre el impacto que provoca el aislamiento social.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno ante la pandemia del coronavirus generó una serie de nuevos desafíos en todos los ámbitos, como la necesidad de evaluar cuál es el impacto que origina el encierro en la salud mental de las personas y cuáles son los principales retos para los adultos, los niños y los adolescentes.

El anuncio de la extensión hasta el 26 de abril próximo, si bien era un secreto a voces, plantea diferentes interrogantes, como qué se les debe decir a los niños al momento de explicar el encierro y cómo lograr que los adolescentes respeten la disposición mientras continúe vigente.

Al respecto, la médica psicoanalista Claudia Amburgo de Rabinovich (MN 51787) expresó que«la explicación debería hacerse de acuerdo con la edad de cada persona» y que «conviene preguntarle al chico qué sabe, escuchó o leyó de lo que está pasando» porque «los niños oyen y ven más de lo que los adultos creen».

«También es conveniente estar alerta sobre qué es lo que les quedó como duda, porque las fantasías que uno se hace de lo que pasa muchas veces son peores que la realidad misma. Hay chicos que están con mucha angustia porque escuchan que hay que tener cuidado con los mayores y temen por los que los rodean», añadió la especialista en niños y adolescentes de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA).

Para Abigail Rapaport, psicóloga especialista en crianza y familia, es necesario que los niños «no se abrumen por la información o por la emocionalidad».

«Si yo estoy desesperada, voy a transmitir miedo, los padres somos los adultos referentes en casa, la información tiene que llegar de forma organizada. Ver qué digo y cómo lo digo, porque es importante el contenido y la forma de decir las cosas. Administrar la información», aconsejó.

Además, agregó que se trata de «un momento en el que las familias están pasando por experiencias que nunca antes habían pasado, como una convivencia obligatoria de tiempo completo», por lo que «se ponen en evidencia muchísimas situaciones que en la vida cotidiana se pasan por alto y todo está bajo una lupa enorme donde las emociones se disparan».

«Esto va a durar, es importante que sepan que todos estamos en la misma situación, que nadie va a las plazas ni a los colegios, y que, por ejemplo, los cumpleaños se festejan a través de la computadora y por internet», remarcó Amburgo.

Fuente: NA