«Los chicos seguirán sin ir al colegio».

0
91
El presidente Alberto Fernández. Foto: Gentileza.

Incluye primaria y secundaria. El presidente dijo que el fin del aislamiento obligatorio se hará «muy paulatinamente”. Los jubilados continuarán en cuarentena y los estatales mantendrán la modalidad teletrabajo. “Tenemos que buscar el modo de que los bancos estén abiertos”, agregó. “Mantendremos el cierre de fronteras”, confirmó.

El presidente Alberto Fernández dijo este sábado que tenemos previsto que el domingo próximo se termine la cuarentena, pero es día a día, hay que ir viendo cómo evoluciona y afirmó que “salir de ella tiene que ser una cosa muy cuidada”.

“Si salimos como si nada hubiera pasado, y nos llega una persona de España, nos puede hacer un estrago. Hay casos que tendrán que seguir en cuarentena. Seguramente los chicos seguirán sin ir al colegio, la administración pública seguirá con trabajo a distancia, y seguirán los mayores adultos”, dijo el mandatario en diálogo con Marcelo Bonelli, en Radio Mitre.

En ese sentido, el mandatario aclaró que “no se va terminar” el aislamiento, sino que “podría flexibilizarse” al permitir que determinadas actividades retomen la normalidad paulatinamente, como por ejemplo los comercios y los bancos. Para ellos alentó las ventas por delivery no sólo de comida, sino de cualquier producto “al menos momentáneamente”.

En lo que sí se mostró tajante fue respecto a los estudiantes. Reiteró que no van a volver a los colegios por el momento. “Ya tendremos tiempo para recuperar el tiempo de clases. Las escuelas han desarrollado un sistema de educación a distancia que no esta funcionando mal. Los los chicos tienen la tarea que les manda el colegio. A muchos que me consultan, les aclaré que yo dije que no hay clases, no que no haya tarea”, indicó el Presidente.

Sobre la situación de la UBA, Fernández contó que mantuvo conversaciones con el rector Alberto Barbieri para impulsar la educación a distancia en ciertas carreras que sea posible. “A la UBA va mucha gente grande que se expone. Hay alumnos grandes. La universidad no es sólo de pibes de 20 años. Hay gente mayor que comenzó a estudiar o que cursa su segunda carrera. Entiendo que hay carreras que no es posible dictarlas a distancia, pero por ejemplo en la que yo doy clase (derecho) sí es posible”, señaló.

Las aulas por lo pronto seguirán vacías
Las aulas por lo pronto seguirán vacías.

El mandatario también se refirió a lo ocurrido ayer en las puertas de los bancos en todo el país, donde se formaron largas filas de jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales. “Estoy preocupado, enojado y molesto”, dijo y afirmó que “no debemos relajarnos” ya que “nos está yendo muy bien y estamos logrando bajar la velocidad de la infección” por coronavirus.

“Cuando vi lo que había pasado ayer, dije ‘pucha’, todo este esfuerzo lo ponemos en peligro”, afirmó y admitió que “hoy volveremos un poquito al orden”. “Lo que pasó con los jubilados no volverá a pasar. El sector bancario va a funcionar para pagar a los beneficiarios, sábado, domingo y la semana que viene”, sostuvo el Presidente, quien admitió un error en la comunicación del cronograma de pagos. “Sólo lo hicimos en la gráfica y dejamos de lado la televisión, la radio e internet”, explicó.

Afirmó también que “alguien hizo mal las cosas y no cabe ninguna duda”, en relación a las largas filas que se registraron ayer en las puertas de los bancos, y expresó su “malestar” por esa situación, aunque aclaró que el gobierno no está “pensando en renuncias”., tal como le pidió ayer un sector de la oposición. “Estamos trabajando mucho, no estamos pensando en renuncias”, reiteró.

Al respecto, el jefe de Estado señaló que en la insólita situación de ayer “se mezclaron algunas cosas y hubo un acto de confianza”, aunque sentenció: “No todos entendemos de qué se trata la cuarentena”. “El mayor problema es fue gente a los bancos que no debió haber ido. Tenemos un cronograma de pagos y la gente no respetó ese cronograma. Igual creo que es una situación que hoy no se va a repetir”, dijo. “Hay gente que no se entera la gravedad de la situación”, agregó.Tengo la impresión que evidentemente alguien hizo mal las cosas. No me cabe duda y por eso mi malestar, aclaró.

Jubilados haciendo cola desde las primeras horas del día para entrar al banco (Lihueel Althabe)
Jubilados haciendo cola desde las primeras horas del día para entrar al banco (Lihueel Althabe).

Sostuvo que hoy los bancos ofrecen una infinidad de operaciones para hacer desde la casa e hizo un llamado para los adultos mayores se instruyan para no tener que salir a las distintas entidades bancarias a hacer trámites. “Hay una generación a la que nos cuesta entender esa lógica. Tenemos que hacer un curso rápido”, pidió.

Asimismo, el Presidente reconoció que hay que buscar el modo de que los bancos estén abiertos para que poco a poco volver a la normalidad. “Nos está yendo muy bien con la cuarentena, no nos podemos relajar”, pidió. Igualmente, Fernandez advirtió que “los infectólogos nos dicen que el momento más difícil va a ser a mediados de Mayo”.

Ratificó que el aislamiento social para mitigar el avance del coronavirus “nos garantiza que todo esto duela menos, por eso es tan importante hacerla” y dijo: “Si liberamos eso, el riesgo es muy grande. Por eso hay que ser cuidadosos con aviones, micros y todo eso”.

El presidente repasó varios temas durante el reportaje. Entre varias cosas, se refirió a la posición del gobierno del presidente de Brasil Jair Bolsonaro frente a la pandemia y expresó su preocupación. «Es un peligro exponencial. Seguir pensando que la voluntad divina nos va a salvar, es ir por mal camino. Salvo por Chile, Brasil tiene fronteras con todos los países”.

Entre otros temas, volvió a elogiar el accionar del sindicalismo argentino frente a la pandemia del coronavirus, al destacar que ayer la CGT “puso a disposición de todos los argentinos sus sanatorios, campings y hoteles” y remarcó que “es un sistema que no está en otro lugar del mundo”. “El sistema sindical de Argentina hizo que el país tenga un sistema de salud en situaciones como esta para poder hacerle frente y debemos estar agradecidos”, dijo.

Alberto Fernández en su reunión con la cúpula de la Unión Industrial Argentina
Alberto Fernández en su reunión con la cúpula de la Unión Industrial Argentina.

Varios minutos le dedicó el mandatario a la posibilidad de que los funcionarios se bajen el sueldo mientras dure la crisis desatada por el coronavirus. En ese sentido afirmó que le parece “un acto demagógico” y destacó que en su Gobierno no tiene “a nadie robando plata, ñoqui o recibiendo sobres por izquierda”.

“No me vengan con esas cosas, después nos llaman populistas a nosotros”, dijo esta mañana en sus declaraciones radiales, en las que fue consultado sobre el reclamo de un sector de la población -cacerolazo de por medio- para que los dirigentes políticos se bajen los sueldos y los donen a las iniciativas para combatir la pandemia.

En ese marco, el mandatario sostuvo que “cada uno tiene derecho a donar su sueldo”, pero aclaró que tiene “un gobierno de ministros y funcionarios que no tienen fortunas, cuentas en el exterior, no tienen bienes ni empresas y realmente viven de su sueldo”.

El mandatario fue enfático y defendió a la administración pública: “No tengo nadie que está robando plata, es ñoqui o que recibe sobres por izquierda”. “Son funcionarios que los llamo a las 7 de la mañana y a las 12 de la noche y siguen atendiendo. Que un día como hoy los cito en Olivos y vienen. La verdad es que esos funcionarios no están robando la plata”, destacó el jefe de Estado. “Hay un Presidente que está desde las 7 hasta las 2, 3 de la mañana atendiendo lo que pasa en cada lugar de país, incluso con cuestiones personales de gente que me escribe sus necesidades”, concluyó no sin antes aclarar que la decisión de levantar la cuarentena aún no está definida completamente.

Fuente: Infobae.

Deja un comentario