El ministro dialogó con sus pares de las provincias con alto riesgo epidemiológico; puso a disposición herramientas para trabajar virtualmente, aunque no presionó para lograr modificaciones.