Gonzalo Sánchez tenía 19 años y padecía Síndrome de Asperger y autismo. Murió en Mendoza tras ser atropellado en Nochebuena. Foto: Gentileza.

También sufría el Síndrome de Asperger. Llegaba a la casa de un familiar en Mendoza y, según su tía, se “desorientó”. El conductor alegó que no alcanzó a frenar.

Gonzalo Nehuén Sánchez (19) padecía el Síndrome de Asperger y también autismo. El viernes de Nochebuena “se desorientó”, según el relato de una de sus tías, cuando llegaba a la casa de una familiar en la Ciudad de Mendoza y fue atropellado. Murió durante las primeras horas de Navidad en el hospital.

La conmoción por la tragedia trasciende las fronteras de Mendoza y el posteo en Facebook de una de las tías de Gonzalo asegura que el chico no sufrió una crisis, como se indicó en varios medios; sino que “salió del auto de la mamá y no encontró rumbo”.

“Alto, largo, flaco, con movimientos lentos y algo torpes, media más de 1.80 metros y anoche vestía con ropa clara. Sin dudas muy visible”, escribió Jimena, la tía de Gonzalo en Facebook. Y siguió: “Sufría de síndrome de Aspeger y autismo, cosa que lo hacía muy sensible a los ruidos y movimientos rápidos de vehículos. Salió del auto de su mamá, (mi hermana mayor) y no encontró rumbo”.

“Con sus lentitud para decidir para dónde ir, no llegó a cruzar la vereda”, explicó y se quejó Jimena“Dicen que sufrió una crisis, que se asustó por los fuegos artificiales, pero no es verdad”. Y continuó: ”En la noche del 24, anoche, no tuvo ninguna crisis. Simplemente, salió a las 22 en busca de encontrar la puerta de la casa de su tía, donde esperaría tener la cena de Navidad. Seguramente, se desoriento producto de la medicación y su padecimiento”.

//MIRÁ TAMBIÉN: El Servicio de Laboratorio del Perrupato atendió a más de 8.000 personas en noviembre.

La tía de la víctima especuló con que el conductor que atropelló a Gonzalo “tuvo que haber pasado muy rápido”, porque “es inexplicable no haber visto a un joven alto con movimientos saltarines y lentos pasar por el medio de la calle”. Y dio un detalle estremecedor: “El estruendo del impacto fue tan grande que mi hermana mayor, su mamá, pensó que habían chocado dos autos”.

Jimena, que escribió que no tenía fuerzas ni para enojarse y que toda la familia está en shock, se quejó: “Hablemos en serio: el accidente fue un accidente vial! El accidente fue producido por exceso de velocidad del conductor”.

Lo cierto es que, según el Ministerio de Seguridad de Mendoza, Gonzalo falleció cerca de la 1 del sábado. El parte médico del Hospital Central, donde fue trasladado tras ser atropellado, indicó que el chico “ingresó por politraumatismo grave por accidente vial quedando internado en estado crítico”.

El accidente ocurrió en una arteria muy transitada en esa zona de la Sexta Sección de la Ciudad de Mendoza. Según la información oficial, Gonzalo cruzó la calle Olascoaga, en su intersección con Laprida, y fue embestido por un Citroën C4.

El conductor del auto que atropelló a Gonzalo fue identificado como S.F., de 54 años, y manifestó que el chico salió de golpe y él no alcanzó a frenar.

En el caso intervino personal de la Comisaría 6° y fue una ambulancia del Servicio de Emergencia Coordinado quien trasladó a la víctima al Hospital Central, donde falleció apenas unas horas después.

Por la muerte de Gonzalo, intervino la Oficina Fiscal N°2, que calificó el caso como un “homicidio culposo”.

Fuente: Infobae.