Independiente Rivadavia fue más efectivo en los penales que Gimnasia y Esgrima.

0
62
Foto: Gentileza.

La “Lepra” ganó desde los doce pasos por 4 a 3 teniendo como figura al “Pity” Aracena, luego de igualar 1 a 1 en tiempo reglamentario y espera en la final por Godoy Cruz o Huracán Las Heras.

Independiente Rivadavia se quedó con la semifinal del Torneo Vendimia luego de vencer en la tanda de penales a Gimnasia por 4 a 3, tras igualar en tiempo reglamentario 1 a 1 en el estadio Malvinas Argentinas.

Los goles fueron marcados por Patricio Cucchi para el Lobo, a los 7 minutos, mientras que Federico Castro marcó la igualdad para la Lepra, a los 14 minutos, ambos en el primer tiempo.

En la tanda de penales convirtieron para el Azul: Rébola, Castro, Negri y Lucero, mientras que Marchori le contuvo el tiro a Talamoni. En tanto que por el lado blanquinegro convirtieron: Bazán, Cortizo y Morales, mientras que Aracena le atajó los disparos a Bauzá y Oga.

Gimnasia golpeó primero con una rápida salida tras recuperar el balón, el ex Lepra Aguirre escaló por izquierda y sacó un remate que se convirtió en centro y fue capturado por Cucchi que ante la mirada de Aracena marcó el 1 a 0.

Pero el Azul respondió rápido y llegó al empate. Por izquierda llegó una pared entre Negri y Quiroga para que este último metiera un centro al ras que no pudo contener Marchiori y en el rebote Castro la empujó con el último suspiro.

De aquí en más el partido se volvió a emparejar pero, lamentablemente, se hizo todo muy desprolijo con muchas faltas y poco juego por ambos lados.

La última del primer tiempo la tuvo Mateo Acosta para el Lobo con un cabezazo que se fue por arriba del travesaño.

La mala en la Lepra fue la lesión de Mauricio Asenjo a los 25 minutos y fue reemplazado por Cristian Lucero. El delantero azul salió, en principio, por un fuerte esguince de tobillo.

En el segundo tiempo el que mejor arrancó fue Gimnasia y en los pies de Acosta volvió a tener las más claras. Por el otro lado, Gómez metió mano en el equipo con tres cambios buscando más juego en la mitad de cancha.

Como el partido no entregaba mucho las miradas se pusieron en las tribunas con un colorido cruce de cantos entre mensanas y leprosos, que coparon las cabeceras del estadio mundialista.

El Lobo manejaba las acciones y la Lepra esperaba de contra, esa contra llegó a los 26′ y Daniel Imperiale tuvo una clarísima chance bajo el arco pero su remate dio en el travesaño.

Con el correr de los minutos el partido bajó en intensidad y los penales fue la mejor opción para dos equipos que no quisieron arriesgar mucho sobre el final.

Desde los doce pasos se destacó el capitán leproso, Cristian Aracena, ya que se quedó con dos disparos ahogándole el grito a Bauzá y Oga.

Ahora, Independiente Rivadavia espera por el ganador de Godoy Cruz y Huracán Las Heras que jugarán el próximo 5 de agosto, desde las 15.30, también en el Malvinas Argentinas.

La final se jugaría en la fecha FIFA del mes de septiembre.

  • FORMACIONES:

Independiente Rivadavia (1) (4): Cristian Aracena; Jorge Zules Caicedo (Maximiliano Meza), Alejandro Rébola, Sergio Rodríguez, Julián Navas (Luciano Alzaa); Daniel Imperiale (Lautaro Talamoni), Santiago Úbeda, Nicolás Quiroga (Lautaro Disanto), Franco Negri; Mauricio Asenjo (Cristian Lucero), Federico Castro (gol). DT: Gabriel Gómez.

Gimnasia y Esgrima (1) (3): Tomás Marchiori; Lucas Fernández, Diego Mondino, Lucas Márquez, Leandro Aguirre; Neri Espinosa (Gonzalo Bazán), Pablo Cortizo, Emmanuel García, Lucas Baldunciel; Patricio Cucchi (gol)(Sergio Oga), Mateo Acosta. DT: José María Bianco.

Árbitro: Gabriel Araujo.

Estadio: “Malvinas Argentinas”.

Fuente: Ovación

Deja un comentario