Sevilla es sinónimo de Europa League.

0
54
Sevilla festejó en Colonia la obtención de la Europa League. Foto: Gentileza.

El conjunto español se consagró por sexta vez en la historia campeón de la Europa League al derrotar a Inter en Colonia (Alemania) por 3 a 2 en un emotivo encuentro.

Sevilla con los argentinos Lucas Ocampos y Éver Banega desde el inicio y el «Mudo» Vázquez jugando los últimos minutos se impuso ante el Inter que tuvo como titular al delantero Lautaro Martínez.

En un primer tiempo intenso, fue el «Neroazzurro» quien pegó primero gracias al penal transformado en gol por Romelu Lukaku cuando apenas se jugaban 4´. El brasileño Diego Carlos le había cometido la infracción al delantero belga y fue el moreno el encargado de abrir el marcador para los Milán.

Fue rápida la respuesta de Sevilla que igualó el encuentro gracias al juego aéreo de Luuk de Jong cuando transcurrían 11´ dela etapa inicial. A los 33´ fue nuevamente el holandés quien aprovechó su potencia en las alturas para dar vuelta el resultado y dejar las cosas 2 a 1 en favor del elenco español.

Inter no perdió el tiempo y pagó con la misma moneda, centro desde la derecha y cabezazo del uruguayo Diego Godín a los 35´ para empatar la final otra vez. Con el marcador igualado 2 a 2 se fueron al descanso de una final atrapante.

En el complemento, la intensidad continuó, pera la ventaja la consiguió Sevilla de manera increíble. Romelu Lukaku, para muchos tenía la llave del gol para Inter, pero convirtió el gol del título para Sevilla de manera sorprendente. Diego Carlos, de flojo partido, ensayó una «chilena» que se iba afuera. Fue ahí cuando Lukaku tuvo la intención de alejar el peligro y lo único que hizo fue meter el balón dentro de su propio arco para convertir el 3 a 2 en favor de los dirigidos por Julen Lopetegui a los 29´.

El último cuarto de hora tuvo la desesperación «Interista» por igualar y la inteligencia «Sevillana» para aguantar. Alexis Sánchez tuvo una situación inmejorable para empatar y llevar la final a la prórroga, pero su remate débil fue despejado en la línea de sentencia.

De ésta manera Sevilla se transformó en séxtuple campeón de la Europa League, habiendo ganado todas las finales del certamen que disputó, en tanto Inter no pudo quedarse con un trofeo que le es esquivo desde 1998.

RESUMEN (Gentileza ESPN):

Por Redacción.

Deja un comentario