31 C
Mendoza
viernes, diciembre 4, 2020
Cargando .......
Inicio Deportes "Sabía que mí carrera profesional estaba terminada por lo que pasó, al...

«Sabía que mí carrera profesional estaba terminada por lo que pasó, al margen de haber vuelto», Carlos Azcurra.

El 11 de septiembre de 2005 debería haber quedado en la historia como el día en el que Atl. San Martín y Godoy Cruz se enfrentaron por la 6ª fecha del «Apertura» de la Primera «B» Nacional, pero 15 años después, se lo recuerda por el día que agredieron a Carlos Azcurra.

Un domingo frío y lluvioso, eran la postal del imponente «Malvinas Argentinas», el escenario elegido para albergar el duelo entre «Chacareros» y «Bodegueros». El Atl. San Martín era dirigido por José M. Martínez y Godoy Cruz por Juan M. Llop, hasta que suspendió, el «Tomba» ganaba 3 a 0 gracias a Enzo Pérez que había convertido dos goles y Silvio Duarte el restante.

Fue cuando a poco del final, la parcialidad «Albirroja» comenzó a arrojar objeto dentro del campo de juego y el partido se detuvo. La policía reprimió a los simpatizantes ofuscados y los jugadores, que tenían familiares en el sector lo quisieron impedir.

En ese momento un efectivo policial disparó a quemarropa y el mismo impactó en la humanidad de Carlos Azcurra, quien gentilmente habló con Radio Showgol:

Se cumplen 15 años de un hecho inolvidable y a su vez bastante olvidable…

Sí, tal cual.

¿Que recuerdos tenés de ese día?

Fue un día muy frío, el partido debió terminar de manera normal como cualquier otro clásico, que ganara cualquiera de los 2. Pero fue una pena que no terminara así.

¿Habías sentido algo distinto durante ese domingo?

La verdad que no, era un clásico normal que se vivía con la intensidad habitual, con buenos jugadores de ambos lados, lindo escenario, la verdad que no sentí nada raro. 

De todas las cosas que pasaron por tú cabeza en ese momento, ¿en algún instante pensaste lo peor?

Cuando iba en la ambulancia sí, cuando llegué al hospital también, estuve consciente siempre. La verdad que sentí mucho dolor, no podía respirar, sentía que me quemaba por dentro. Son cosas que me hicieron preocupar y temí lo peor.

¿Cuánto tuvo que ver la rapidez con la que actuaron los médicos?

Después charlé con los médicos y me contaron de la gravedad de la situación. Me ayudó bastante el ser deportista, por suerte la pude pasar. Ellos me dijeron que estuvo muy complicado.

En aquel momento se dijo que no ibas a poder regresar al fútbol, por suerte años más tarde lo pudiste hacer y despedirte dentro de una cancha como lo habías soñado.. 

Jugué en Dep. Maipú, después en Huracán (LH), Trinidad (SJ) y Club Empleados de Comercio. Era lo que quería más que nada, no deseaba que el fútbol se terminara ese día (11/09/05), aunque los pronósticos eran esos.Siempre entrené, quería estar preparado y al tener una recuperación rápida, eso ayudó a estar físicamente bien para volver a jugar y retirarme como quería.

¿Qué cosas te sorprendieron desde ese día y lo que más te dolió, además de la herida?

En su momento pensaba que mí carrera profesional estaba terminada por lo que pasó, al margen de haber vuelto. Siempre supe que por ahí la profesión que uno eligió se había terminado y eso fue el dolor de ver tanto sacrificio que uno había realizado para estar se había perdido.

¿Alguna vez te volviste a cruzar con el policía agresor?

No, nunca.

¿Reaccionarías o ya quedó atrás?

Si me lo cruzo por la calle, no tendría ningún tipo de reacción, al contrario. Ya pasó, son cosas que ocurren y uno las debe aceptar.

¿Seguís ligado al fútbol de alguna manera?

Soy presidente del Club San Pablo, en el barrio que vivo. Tiene cosas lindas y ha crecido mucho, además juego al fútbol en la División Intermedia del Torneo de Profesionales.

Fue muy meritoria tú carrera, pasaste por Independiente Rivadavia, Estudiantes (BA), Tigre, San Martín…

Jugué con muchos futbolistas de gran recorrido a nivel nacional y mundial. También hay otros que no tuvieron la posibilidad de poder crecer. El fútbol tiene eso, hay que tener un poco se suerte también y ayudarla. 

¿Qué es para vos Dep. Algarrobal?

Es el club que me dio la oportunidad de arrancar, con muchos altibajos por el tema económico porque había que trabajar y jugar. No podíamos entrenar y jugar solamente, no hubo dinero y había que trabajar en otra cosa, por eso los altibajos del comienzo. Después me compró Independiente Rivadavia con 18 o 19 años y ahí al ser un futbolista muy joven, me daban solo para los viáticos y al ser de una familia humilde tenía que ayudar en casa y había que trabajar también. Después llegaron Estudiantes (BA), Tigre y San Martín.

¿San Martín se portó bien después de todo lo que sucedió?

Sí, San Martín fue el club donde jugué de todo realmente. Me agarró en un buen momento físico, maduro de la cabeza, mucha personalidad. La verdad que tuve un nivel alto, estaba bien en todo sentido, fueron 2 años terribles.

¿»Cachín» Blanco fue el mejor DT que tuviste?

Era una persona fenomenal, lo que aprendí con él fue muy bueno. Cuando me enteré que falleció me dolió mucho.

¿Te gusta ser Director Técnico?

Me gusta, es una pasión que llevo y es muy exigente. Cuando dirigí a Dep. Algarrobal, exigía bastante a mis jugadores, me gusta que estén al 100% todo el tiempo. Es una profesión difícil, pero linda.

¿Cuál sería tú consejo para los chicos que están empezando su camino en el fútbol?

Que entrenen, que lean, que miren vídeos de fútbol, que estén preparados porque muchos pueden llegar y jugar un partido, el tema es saber mantenerse y ganarse un lugar. De la única manera que se logra es estando preparado, eso ayuda mucho.

 

Por Redacción.