En un partido aburrido, San Martín no pudo en su debut y empató en cero frente a Gutiérrez SC. El Chaca tuvo muy pocas chances y un muy mal juego.

El Libertador General San Martín fue el escenario ideal para la vuelta al fútbol del primer equipo del León,el color y la gente estuvieron a la altura, mientras que lo que se vio en la cancha dejó gusto a poco.
Ramos propuso un 4-4-2 bien marcado,con Facundo Rodríguez y Maxi Sandoval como laterales, y un doble 5 con Jantus y Saucedo.
El primer tiempo del local fue bastante flojo, poca asociación entre los atacantes, falta de proyección y sorpresa por parte de los laterales, y sin ninguna situación clara que rompiese la muralla defensiva del Perro.
En el segundo tiempo, San Martín no creció mucho, pero si pudo controlar mejor a un Gutiérrez que en la primera etapa le había manejado la pelota de la mano de Costella. Hubo un correcto partido de Cebreiro y de Ferrero, mientras que lo más peligroso de San Martín fue Pablo Rodríguez con alguna apilada y muestra de rebeldía.
Situaciones claras no hubo para ninguno, pero cerca del final se desató la polémica con el arbitro Adriel Araya, por un penal no sancionado de Cortés sobre Pinea y por una doble amarilla que le tendría que haber mostrado a Costella.
En la próxima semana el León visitará a FADEP por la segunda fecha, con muchas chances de que se juegue en la cancha de Montecaseros

Por David Contreras.

Deja un comentario