«Pasaron 20 años de mí etapa en San Martín, es increíble que nunca más volví»

0
134
Víctor Riggio, el DT que hizo respetar al Atl. San Martín en la "B" Nacional. Foto: Gentileza.

Luego de concluída la temporada 1998/99, el Atl. San Martín no quería pelear más la permanencia de la categoría como en los dos Torneos anteriores. Para eso, la nueva dirigencia con Sergio Gómez a la cabeza, apostó por Víctor Alfredo Riggio.

El salteño, habló en exclusivo con Radio Showgol recordando su paso por el «León» donde estuvo hasta finales del 2001, cuando dejó su cargo luego de quedar en las puertas del ascenso que logró el Olimpo de Gustavo Alfaro.

Hacen 21 años de su llegada al Atl. San Martín, cuántos recuerdos tiene de su paso por el club?

Soy un agradecido de haber estado en San Martín, fueron casi tres años donde arrancamos mal y terminamos muy bien. En el medio hubo una reunión muy linda con la gente, con los dirigentes de ese momento y que nos llevó a hacer buenas campañas. Golpeamos dos veces las puertas del ascenso, lamentablemente nos enfrentamos con grandes equipos, el Huracán de Babington que tenía a Gastón Casas, «Lucho» González, el «Tero» Di Carlo, Derlis Soto, Martín Ríos en el arco, Fabián carrizo era el «5», un equipo de Primera División! Ni hablar del Instituto del «Tata» Martino que nos saca a nosotros a Raúl Antuña que había sido figura, Mauro Amato, «Miliki» Jiménez, el «Negro» Sarría y después cuando estábamos a punto caramelo, nos toca el Olimpo de Gustavo Alfaro. En el famoso partido que dirige Gabriel Favale en Bahía Blanca, inventa el penal de Claudio De María al «Cachi» Zelaya, nosotros perdimos ese partido 3 o 4 fechas antes del final del Torneo y por ese partido perdimos el ascenso, porque quedamos a un punto de ellos y no pudimos recuperarnos más. Siempre tuvimos grandes equipos nosotros, pero en frente había un equipo grande enfrente, con poder. Aquel partido con Huracán en Parque Patricios, lo tuvimos contra un arco ganando 1 a 0 y no pudimos hacer uno más para clasificar, ellos nos sacaron de nuestro estadio con la excusa de la gente, de la seguridad y fuimos al «Malvinas Argentinas» donde perdimos 2 a 1. Esos son los recuerdos deportivos, después los que tengo con la gente son inmensos, por eso soy un agradecido de haber pasado por San Martín.

Ese primer equipo que armó, se destaca de resto porque incorporó muy poco, sólo llegaron Gustavo Córdoba, «Pancho» Martínez, Raúl Antuña y «Chiquito» Benítez…

Ese es el equipo que pierde con Huracán. Sabés que pasa?, ese plantel tenía sentido de pertenencia, Gustavo Agüero,»Roly» Sosa, el «Panza» Videla, además del «Gringo» Riquelme, el «Tano» Giménez, ya estaba Claudio De María. Ese equipo había ascendido dos años antes, la temporada anterior se salva en la última fecha ganándole a Godoy Cruz en el estadio 2 a 0, mirá como sé la historia de mí San Martín, yo siempre digo que es mí San Martín, los 3 planteles que armamos. Ellos tenían mucha pertenencia, le agregamos esos 4 jugadores y arrancaron de menos a más. No solo hicieron una buena campaña, sino que terminaron jugando muy bien, porque jugaba bien ese equipo, era agresivo, se defendía bien, era un equipo que tenía juego. La verdad que fue un muy buen equipo y como decís, fue retocado, porque lo empieza armando Alberto Garro, estuvo Dalcio Giovagnoli, no sé cuantos entrenadores pasaron, también anduvo Salvador Ragusa por ahí hasta que llegué. Te aseguro que si no enfrentábamos a Huracán, nosotros ascendíamos, ellos eran un equipo de primera!, te digo que los delanteros eran Gastón Casas y el paraguayo Derlis Soto, el «Tero» Di Carlo, «Lucho» González, Diego Graieb, un muy buen equipo, Pablo Erbín y Sebastián Morquio eran los centrales, Fernando Moner el «3». Las comparaciones son odiosas, pero hoy cuando hay más paridad, te digo que ese equipo podría haber ascendido tranquilamente.

Ese fue el plantel que más mereció ascender?

No! A mí me dolió mucho lo de Bahía Blanca, me costó mucho asumirlo porque el penal no fue penal. Es más, yo recibo una sanción porque me voy hasta la mitad de la cancha, lo encaro a Favale y le digo: «Mirá por televisión la cagada que te mandaste». Nosotros con el empate seguíamos arriba y quedaban 3 fechas.

Para muchos, sobre todo en San Martín, se cree que el ascenso del 2001 se perdió en San Juan, pero ud. unos partidos más atrás?

Sí, nosotros jugamos en Tucumán con 40°, veníamos de jugar el día miércoles con un hombre menos ante Tigre en Victoria, hay cosas que también pasaron allí. Acordate que ante Tigre se suspende el partido y lo tuvimos que remontar con un hombre menos, porque se juegan los minutos que faltan de cundo lo agreden a Maxi Castano. Ahí vos tenías el detalle de esa agresión que en otro momento a esos puntos te los daban y nosotros tuvimos que jugar un día miércoles y desde ahí viajar a Tucumán a jugar con Atlético. Con el cansancio más la temperatura, se sintió el esfuerzo de los partidos anteriores y caímos, por creo que para nosotros el partido clave fue ante Olimpo. Mirá, con el que vos peleas el campeonato es la situación directa, los puntos que vos ganas o perdés, si nosotros no perdíamos en Bahía Blanca, ese día también lo expulsan a Gustavo Córdoba, nosotros jugamos con 10. Veníamos de una situación compleja, complicada con lesiones, con jugadores cansados, no teníamos un plantel tan joven, era de mediana edad.

El partido de mayor éxtasis en San Martín, fue aquel ante Alte. Brown de Arrecifes?

Sí! enfrentammos a un equipo muy bueno. Casualmente, aquel equipo lo dirigía Roberto Mariani, pero una temporada antes lo arma el «Tata» Martino que arranca su carrera como entrenador allí. Ese partido fue increíble, pero increíble por un detalle, el «Negro» Morán estaba jugando de «4» y lo mandé a jugar de «9» e hizo los 2 goles! (risas), los defensores se miraban y se puteaban entre ellos, se decían «éste estaba jugando de «4» y nos hizo 2 goles!!». No me acuerdo quien era el lateral izquierdo de Alte. Brown, que cuando se volvían al hotel se me acerca y me dice: «Tano, si lo ponés a éste de entrada nos hacen 6 goles, si jugó y en 4´nos hizo 2 goles», le dije: «El «Negro» era delantero antes», ja. Tampoco me puedo olvidar la goleada en el clásico ante Independiente Rivadavia en el «Malvinas Argentinas» (fue 5 a 3), tuvimos partos muy buenos, casi épicos, ha sido una época de partidos muy buenos para nosotros.

Le quedó la espina de poder tener una revancha dirigiendo al equipo?

Sabés que siempre pensé que nunca más volví, increíble. En algún momento, hace unos años, ya estando en el Federal «B», el «Chino» Morán me habló, él estaba en la Comisión como Coordinador pero quedó ahí, no se dio. No volví nunca más, increíble. Pasaron 20 años de mi etapa en San Martín ya.

Cuándo observa el presente futbolístico de San Martín, qué le pasa por la cabeza?

Uno desea siempre que vuelva. El último partido que escuché por internet, fue el 2 a 1 que le permitió avanzar de ronda, estaban ahí y eso es bueno. Pero ahora todo se diluyó, leí que Alexis Ferrero es Coordinador en Central Cba. (SdE), o sea que ese equipo ya está. Yo le tenía mucha fe a éste último equipo, pero con ésto ya está, creo que ahora el Federal Amateur sin público será inviable para algunos clubes.

Si hoy se cruza a un hincha «Albirrojo», cuál sería la palabra de aliento que le daría?

Simplemente le diría que me gustaría que vuelvan pronto al Federal «A», me gustaría que en la cancha la gente tenga la ilusión de un ascenso. En algún momento, no lo tomen como un ofrecimiento, me gustaría volver, porque siempre hay un momento donde las cosas se dan para que uno vuelva, uno pueda aportar algo. No sé cuando será, pero sí quisiera ver a ese San Martín que me tocó vivir a mí, no solo en lo deportivo, sino desde el entusiasmo y todo lo que se había formado. Se había armado una relación muy humana, aquella platea difícil, una de las más complicadas. Insultaban porque no ponía a Castano y cuando lo ponía y hacía algo mal, decían sacálo! ja, yo me enojaba porque íbamos ganando 2 a 0 y querían asegurar el partido y no es tan fácil hacer el tercero. Después lo entendí con el tiempo, ahí era pichón todavía, el hincha en la cancha no piensa, el hincha es pasional, entonces no podes no tener equilibrio, porque ellos te lo dicen con el corazón, no con la razón. La emoción que tiene por el equipo no lo deja razonar al hincha, entonces hay que tomarlo con prudencia y saber que esas cosas son normales. Terminamos con muy buena relación con la gente, con la prensa, al principio tuve problemas con algunos, pero después valoré todo lo que la Ciudad entregaba por el equipo y nos faltó muy poquito para darles una alegría. Obvio que la dirigencia también hacía lo suyo, en aquel momento estaban «Sapo» Gómez, Esteban Panella, mí amigo Aldo Tieppo, Carlitos Crotta, toda la Comisión Directiva era un grupo muy unido.

Mientras más abajo se está, más difícil es el fútbol?

Me tocó recorrer todo el país, Mendoza, San Juan, Catamarca, Santiago del Estero, Córdoba, Tucumán, Salta, Jujuy, en todos lados tuve la suerte de dirigir a los más grandes de cada provincia y te digo que la Primera División es otro mundo. El periodista vive otro mundo, el futbolista vive otro mundo, el DT entra en otro mundo, las cosas son más sencillas, más explicables, no sé si me entiendes? te diría que todo es más previsible. mientras bajas de categoría, todo es menos previsible y hay muchos más inconvenientes, es la realidad.

Por Redacción.

Deja un comentario