31 C
Mendoza
viernes, diciembre 4, 2020
Cargando .......
Inicio Deportes "Me pareció raro el no estar en éste proyecto, fui el primer...

«Me pareció raro el no estar en éste proyecto, fui el primer jugador que me quedé cuando no había jugadores».

Maximiliano Sandoval, el último sobreviviente de la final ante Defensores de Pronunciamiento en 2015, ya no forma parte del Atl. San Martín y habló en Radio Showgol.

El defensor que llegó al «León» a mediados de 2014, sufrió el mismo destrato en los últimos días que con anterioridad habían sufrido Gustavo Reggi y Javier Villaseca, entre otros.

Sandoval nunca recibió un llamado de parte del entrenador o algún directivo que le comunicara que no sería tenida en cuenta o que buscara otro destino futbolístico. Esas actitudes, hacen que la salida del último capitán «Albirrojo» sea más sorpresiva y dolorosa.

¿Qué podemos decir de ésta situación?

Es una situación rara, la verdad que recién ahora la estoy asimilando, por eso decidí hablar un poco más tranquilo. Creía que iba a volver al club con la ilusión que siempre tengo, la predisposición que he mostrado, nunca puse ninguna traba desde lo económico, es más, siempre fui el que menos pretensiones económicas tuve, eso nunca fue un impedimento. Lo mío era llamarme y decirme presentate a entrenar y listo, no había otra opción. Pero bueno, nunca recibí el llamado y al suceder eso empecé a buscar explicaciones de por qué no me llamaban, parece que se habían olvidado de avisarme que no iba a estar en éste nuevo proyecto.

Es mejor, me parece, haberte llamado y decirte que que no te iban a tener en cuenta a jugar a las escondidas…

También pienso lo mismo, esa era mi mayor bronca. Desde que arrancó éste proyecto yo me quedé, la banqué no solo en ésta sino desde que estoy en el club. Me pareció raro el no estar en éste proyecto, fui el primer jugador que me quedé cuando no había jugadores, eso resulta raro, como también la forma. Ahí va en la persona y en como se maneja cada uno, la manera de comunicar, vos me envías un mensaje, cualquier dirigente o integrante del cuerpo técnico o el que sea, porque pienso que me he manejado bien con todos, siempre de frente, en el camarín, en alguna reunión, es decir las cosas cara a cara y llamar a las personas como me deberían haber llamado.

¿Recibiste alguna respuesta?

No, lo que se dice respuesta, no. Lo tomé muy mal, algunos me respondieron y otros no, fueron cosas que hasta el día de hoy me duelen, confiaba mucho en todas las personas con las que compartía el día a día, es más, habíamos tenido muchas charlas y terminando mostrando otra cara.

¿Ahora cuál es tú futuro o todo ésto te saca las ganas?

Sólo quería jugar en San Martín, tenía un par de sondeos, pero nada concreto. La verdad que di por finalizado mí año deportivo, el 2020 quería seguir en el club, me había preparado junto a mí hermano (Jesús) para estar en éste nuevo ciclo, pero decidí dar por terminado el año y veré que viene en el 2021.

¿Has hablado con tú hermano? Para él también debe ser una situación difícil…

Sí, la noche anterior a irse a la concentración comimos un asado y estuvimos hablando, para él es una situación bastante incómoda. A Jesús (Sandoval) prácticamente lo recomendé yo para que le dieran la posibilidad, hablé con el DT para que lo vieran y ahora están los resultados. Es como que siempre ha estado al lado mío, siempre me pidió consejos, ha entrenado muy bien, van a ver un Jesús muy diferente al anterior, entrenamos muy bien durante la cuarentena y ahora se verán los frutos.

¿Qué cosas te llevas de San Martín?

Me pongo a hablar y se me pone la «piel de gallina», no me siento aún un ex-jugador de San Martín, no quiero sentirme, es por eso que voy a esperar. Si las cosas van bien con ésta Comisión deberé seguir esperando y si les va mal, esperaré a quien venga y me ofreceré para ir a probarme de nuevo como siempre lo hice, no tengo ningún problema en hacerlo y volver al club. Quiero regresar y lo voy a intentar, es por eso que no hablo como un ex-San Martín. Me quedan muchas cosas positivas, me escribo todos los días con ex-compañeros que han pasado por la institución y como siempre los recibía para contarles lo que es el club, siempre quedó una buena relación, cuando uno se maneja bien siempre deja una huella en los demás y me alegra mucho. Los chicos de las inferiores que ahora los han tenido en cuenta, antes de la pretemporada les dije que se pusieran bien. Hasta ahora he hablado con Benja (Salvador), (Gustavo) Atencio, que son chicos que siempre han estado presentes.

¿El presidente habló con vos o nadie fue capaz de llamarte, ni siquiera el mánager?

Nadie habló conmigo.

Qué raro es todo, porque tenías una gran expectativa con lo que iba a suceder…

Esperaba el regreso y volver al club, nunca saqué mis cosas de la utilería, no tenía ni para entrenar en mí casa. Tuve que comprar un par de zapatillas porque nunca, desde que estoy en el club nunca he sacado mis cosas. El sentido de pertenencia que tengo hacia San Martín es muy grande, todos me preguntaban que sabía del club, ahí mantenía conversación con todos, el Cuerpo Técnico, mánager, nunca me esperé después ésta noticia de que no me iban a tener en cuenta y más preguntando yo. Decía, espero ésta semana, después al fin de semana, hasta que llegó el lunes y me dije bueno han llamado a tantos jugadores y a mí que era decirme «Maxi presentate a entrenar y después arreglamos», no había otra forma y al no recibir el llamado, quise saber que pasaba conmigo, así me enteré, averiguando yo.

¿Lo que más duele me imagino que es la forma?

No me creo, ni soy nada en el Club San Martín, siempre traté de dar lo mejor. Me pueden decir que soy un burro, que no le sé pegar a la pelota, lo que sea, pero siempre me he entregado al 100% adentro y fuera de la cancha, en el vestuario, a los técnicos que he tenido, siempre al 100%. Creo que merecía un poco de respeto, de que me llamara y me dijeran «Maxi no te vamos a tener en cuneta en el proyecto porque no nos servís, hasta acá llegó lo tuyo porque tenemos 30 jugadores mejores que vos», uno ahí lo entiende, pero de ésta forma no. Con un llamado se solucionaba todo, la forma duele mucho, no por la institución sino por las personas con las que compartí el último tiempo.

¿Qué cosas hiciste por San Martín, que ahora decís por qué no actué de otra manera?

No soy de arrepentirme, he pasado muchas cosas hermosas en el club y muy malas, he jugado hasta con la rótula fracturada en San Martín, cosas que haces porque estás loco. Son cosas lindas que uno después recuerda, pero no soy de decir porque no actué de otra manera, puede pasar en el fútbol que no te tengan en cuenta, pero las formas hablan y dicen mucho de las personas. No estoy arrepentido de nada de lo que hice, no cierro las puertas ni mí carrera futbolística, entreno todos los días, me siento bien. Esperaré mi turno y no va a faltar oportunidad para estar dentro de una cancha de fútbol.

¿No hay Maxi Sandoval hasta 2021?

Sí, hoy lo decidí. Ha sido un golpe bastante duro porque solamente pensaba en jugar en San Martín, apenas terminó la temporada pasada tuve una oferta muy concreta de Federal «A» y no me fui por el doble de sueldo que ganaba en el club. Ahora apoyaré a mí hermano, a mis amigos que están ahí, con los que hablo todos los días.

Casi que ya no hay referentes en el vestuario de San Martín…

Eso es lo que pensaba la vez pasada, por ahí no buscan los dirigentes a alguien que conozca la identidad del club, pero bueno el fútbol es así. Por ahí ahora consigue la continuidad alguno de los chicos del club como (Leandro) Roggerone o Jesús (Sandoval) y me gustaría que ellos tomen la bandera.

¿Tendremos que esperar hasta el 2021 para verte dentro de una cancha entonces?

Acá tengo los botines lustrados, vendas, zapatillas y estoy entrenando muy bien, ja. Esperaré el año próximo porque quiero estar dentro de la cancha de San Martín, pero no siempre las cosas son como uno quiere. Ahora voy a apoyar a los chicos pero de alguna forma voy a estar dentro de una cancha, no me siento grande, me siento con ganas, todos los años renuevo las ganas. Uno aprende de las cosas malas, espero que a San Martín le vaya bien.

Gustavo Reggi, Javier Villaseca y ahora a vos, dejan San Martín con un mismo denominador, ¿es curioso?

La verdad uno se pone a pensar y es así, las formas fueron similares.

¿Con tú salida no hay más finalistas del 2015?

No queda más nadie, lograron desaparecer a todos. No se me va de la cabeza lograr un ascenso con San Martín. Ojalá pueda tener una nueva oportunidad cuando la persona que no quiere que esté en el club se vaya.

El fútbol es redondo y siempre da revanchas…

Exacto, esperaremos tranquilos el 2021 y que sea lo mejor. 

Por Redacción.