13 C
San Martín
martes, abril 13, 2021
Cargando .......
Inicio Deportes La doble fecha de Eliminatorias Sudamericanas, al borde de ser postergadas.

La doble fecha de Eliminatorias Sudamericanas, al borde de ser postergadas.

La FIFA no puede garantizarle a CONMEBOL que vaya a contar con los futbolistas seleccionados de Alemania e Inglaterra, por las condiciones impuestas a raíz del coronavirus; Argentina y Uruguay quieren jugar pese a no contar con ellos.

La FIFA no puede garantizar que los futbolistas sudamericanos que militan en clubes ingleses y alemanes sean liberados para jugar la doble fecha de eliminatorias de este mes. Así, Conmebol se divide entre los países que quieren disputarla igual y los que no aceptan cumplir con el calendario sin sus jugadores de mayor jerarquía. Se espera una resolución para este sábado, después de una nueva reunión virtual de los 10 países y los responsables de la FIFA. El fixture marca que la Argentina debe enfrentar a Uruguay el viernes 26, en el estadio «Madre de Ciudades» de Santiago del Estero, y luego visitar a Brasil, el martes 30 en Recife.

Si hubiera una votación ahora mismo, ganaría la postura de no jugar los partidos que están ya programados. Más allá de que no lo hayan exteriorizado en público, a esta iniciativa se plegarían Brasil, Chile, Colombia, Paraguay, Venezuela y Perú. Del otro lado, y con la AFA como abanderada, la Argentina, Uruguay, Ecuador y Bolivia. Así, y por 6-4, se impondría la postergación. Para cuándo y en qué condiciones todavía está por verse.

“Claro que la Argentina quiere jugar”, contó una fuente de la AFA. Con europeos o sin ellos, o incluso con futbolistas locales, el escenario implica una ventaja comparativa para los dirigidos por Lionel Scaloni, sobre todo contra Brasil. El Brasileirao acaba de terminar y buena parte de los seleccionables del torneo doméstico está de vacaciones. La base del equipo habitual que dirige Tite, además, está en Europa. Los dos arqueros (Alisson y Ederson) juegan en la Premier League. Y no vendrían en ningún caso.

Si se observa la última convocatoria de Tite, para la doble fecha de noviembre pasado, hubo nueve futbolistas que juegan en Inglaterra y Alemania: Alisson (Liverpool), Ederson (Manchester City), Alex Telles (Manchester United), Thiago Silva (Chelsea), Fabinho (Liverpool), Douglas Luiz (Aston Villa), Gabriel Jesús (Manchester City), Roberto Firmino (Liverpool) y Richarlison (Everton).

La Selección Argentina contó con cinco jugadores de esos países: Emiliano Martínez (Aston Villa), Exequiel Palacios (Bayer Leverkusen), Giovanni Lo Celso (Tottenham), Lucas Alario (Bayer Leverkusen) y Nicolás González (Stuttgart).

La FIFA no pudo conseguir el semáforo verde para los futbolistas que se desempeñan en Inglaterra y en Alemania por varias cuestiones. La primera, fundamental, es epidemiológica: Sudamérica es “zona roja” para el Reino Unido, debido a la cantidad de casos positivos y, sobre todo, a la nueva cepa de coronavirus aparecida en Brasil. Ningún viajero hacia este lado del mundo se salvaría de hacer una cuarentena o aislamiento obligatorio al regreso.

Pep Guardiola, entrenador de Manchester City (donde juega Ederson) lo puso en palabras: “No tiene sentido que viajen y no tenerlos por diez días a su regreso. Estamos jugándonos la liga y, probablemente, los cuartos de final de la Champions League”. Esa etapa de definición de las ligas europeas cambia por completo el escenario: la FIFA no se va a pelear con las grandes potencias del Viejo Continente. “No es el momento de quemar un cartucho con los europeos”, graficó una fuente al tanto de las negociaciones.

“Sin novedades”, fue la respuesta de Mattias Grafström, el hombre de Gianni Infantino en las charlas con los clubes europeos. El presidente de la FIFA no estuvo en el Zoom porque en la mañana de hoy se encontraba a más de 10 mil metros de altura: volaba de regreso a Suiza luego de una visita al continente africano, donde buscó apoyar a su candidato a presidente de la confederación continental, el sudafricano Patrice Motsepe.

La falta de certezas sobre la cesión de los futbolistas de la Premier y de la Bundesliga obligó a FIFA y Conmebol a trazar escenarios posibles. Hubo varios sobre la mesa: jugar con futbolistas locales, viajar en burbuja a otro país y disputar los encuentros allí, achicar la Copa América y disputar la doble fecha de marzo una vez finalizado el torneo continental y transformar las dos dobles fechas de septiembre y octubre en dos bloques de tres partidos cada uno, con la consiguiente congestión de fútbol en pocos días.

Fuente: La Nación.