Así quedó el colectivo del "Tiburón" luego de la agresión. Foto: Gentileza.

Algunos fanáticos del «Tiburón» perdieron el control tras la goleada por 4-1 recibida en Mar del Plata. Un jugador tuvo que ser atendido por lesión en el ojo.

El 4-1 en contra de Aldosivi ante Godoy Cruz por la Liga Profesional dejó graves secuelas. La bronca por la goleada en los hinchas se tradujo, una vez más, en un episodio decepcionante para el fútbol argentino: apedrearon el micro que llevaba a los jugadores y uno de ellos tuvo que ser atendido en el hospital.

//MIRÁ TAMBIÉN: Godoy Cruz goleó a Aldosivi en Mar del Plata.

Sucedió inmediatamente después del cotejo, cuando el micro privado del conjunto local salió del «José María Minella» y se dirigía a la sede del club, con acompañamiento de personal de la comisaría 16ta y el Grupo de Prevención Motorizada. En ese momento, fueron atacados por un grupo de simpatizantes que comenzaron a arrojar piedras contra las ventanas del transporte y rompieron algunos vidrios laterales. A Rufino Lucero le propiciaron una lesión en el ojo izquierdo como consecuencia de una astilla de vidrio que le ingresó.

Rápidamente los efectivos policiales intervinieron y lograron detener la agresión. En la investigación, la fiscal Florencia Salas inició una causa por «lesiones y daños agravados por enmarcarse en la ley de violencia en el deporte (Ley 11.929)«, y ordenó una serie de actuaciones.

Mientras tanto, el futbolista de 19 años agredido fue trasladado a la Clínica Santa Lucía donde lo atendieron. La buena noticia es que no habría más heridos, según informó el medio.

//MIRÁ TAMBIÉN: El «Naranja» le cortó el invicto al «Cacique» y se metió en zona de clasificación.

A pesar de la lesión en su ojo izquierdo, el jugador ya está bien y bajo un tratamiento de gotas. Si bien podría volver con normalidad, este martes se tomará el día para descansar y se reincorporará a los entrenamientos de Aldosivi este miércoles.

Fuente: TyC Sports