Además de los torneos de Conmebol, el VAR se utiliza en varias ligas latinoamericanas.

Los clubes argumentan que no pueden afrontar el costo de aplicación del VAR (unos 600.000 pesos por partido) y la AFA informó que en principio tampoco se haría cargo.

La implementación del VAR en el fútbol argentino, una herramienta para los árbitros que se aplica en la mayoría de las ligas sudamericanas, no se llevará a cabo en el corto plazo y hasta podría quedar para el año que viene, de acuerdo a los surgido de la reunión de hoy que realizó la Liga Profesional de Fútbol (LPF).

Según habían adelantado la semana anterior los dirigentes de las distintas instituciones, el costo de aplicación del VAR (unos 600.000 pesos por partido) no puede ser absorbido por los clubes, que sugirieron que de ese gasto se haga cargo la AFA, algo que por ahora no ocurrirá.

Si bien se pensaba que podía comenzar a aplicarse a partir de la cuarta fecha del actual certamen de primera división denominado Socios.com, después de la reunión de hoy esto quedó postergado hasta nuevo aviso, y por lo tanto no habrá VAR en Argentina presumiblemente hasta la temporada 2022.

Este sistema está en vistas de la AFA desde el año pasado con cursos intensivos que les fueron brindados a los árbitros designados para hacerse cargo del VAR, con un centro de coordinación general levantado en el predio de AFA, desde donde se centralizaría el funcionamiento de todo el sistema.

Y por lo pronto ya se habían realizado algunas pruebas en los dos clubes de Avellaneda, Independiente y Racing Club, mientras que también se tuvo en cuenta que en no todos los escenarios de los 26 participantes del campeonato de la LPF están las condiciones tecnológicas tan accesibles como para su franca implementación, lo que fue otro motivo para su postergación.

Fuente: Télam