31 C
Mendoza
viernes, diciembre 4, 2020
Cargando .......
Inicio Deportes Ciclismo "El cariño de la gente por mí padre siempre está presente".

«El cariño de la gente por mí padre siempre está presente».

Omar Contreras habló con Radio Showgol luego de que en el Departamento de Junín le rindieran homenaje a su papá Ernesto Contreras colocando el nombre de «Cóndor de América» al paseo ubicado sobre Calle Belgrano.

¿Cuántos sentimientos deben afloran cuando le realizan éste tipo de homenajes a tú papá?

Es un orgullo ser le hijo de Ernesto, un satisfacción como hijo de ver como a tú papá lo homenajea el pueblo, porque es un homenaje del pueblo de Mendoza, de donde él nació y se crió. Todo ésto significa que él dejó una huella en la gente y no es nada fácil, es un orgullo muy grande para toda la familia.

El «Paseo Cóndor de América» es el primero luego de su deceso, pero pudo disfrutar de otros en vida como el del «Velódromo Provincial»

La verdad es que mí papá ha recibido homenajes desde el día posterior a dejar de competir. Su primer campeonato argentino fue en Trenque Lauquen y en ese lugar recibió un homenaje muy sentido cuando se cumplieron 30 años de su primer campeonato. Para la gente de ese partido bonaerense, el ídolo es mí papá y él no es de ahí, es mendocino. Así ha cosechado homenajes siempre en Bs. As., en Santa Fe, en Córdoba, en San Luis, en San Juan, también en el Senado de la Nación, fue distinguido con una mención en la Cámara de Diputados de Mendoza, el velódromo provincial lleva se nombre, algo que siempre se da póstumo, él lo disfrutó en vida. También hay una calle de Medrano, donde nació, con su nombre. El homenaje que se realizó ahora es distinto por es post mortem, pero el cariño de la gente siempre está presente.

¿Cómo tomaba él haber trascendido desde el Interior a través del deporte?

Lo tomaba tranquilo, como si fuera un regalo de la gente. La TV de Chile le ha rendido homenajes, lo han llamado de España, EE.UU., México, Italia e Inglaterra, la verdad que fue un deportista que trascendió los límites que uno pueda conocer. No estamos sorprendidos porque también todo ésto sucedió en vida. En el museo de Fausto Coppi, en Italia, hay una foto con el reconocimiento a mí papá y eso lo vivió, él tomaba todo con mucha naturalidad, el nunca buscó el aplauso, sino que el aplauso vino solo. 

Omar Contreras junto a Héctor ruiz (Intendente de Junín), Mario Abed (Vicegobernador de Mendoza) y demás funcionarios en la inauguración del «Paseo Cóndor de América». Foto Prensa Junín.

¿Cuándo se enteraron de la iniciativa de la Municipalidad de Junín, cómo lo tomaron uds.?

Como un merecido homenaje. Me llamó el intendente de Junín (Héctor Ruiz) si lo autorizábamos nosotros y le dije que si era un deseo de la gente de Junín no nos vamos a oponer en nada, al contrario. Nuestra familia está en Junín, en Rivadavia, sus sobrinos, todos cuando pasen por ahí van a recordar que tuvieron un pariente que alcanzó ésta magnitud en la gente.

¿Tener esa grandeza en un deporte como el ciclismo, que tuvo su época de gloria en Mendoza y hoy no atraviesa su mejor momento, tiene mayor relevancia?

En realidad hay un detrimento social que se traslada al deporte. Mí papá supo administrar ésta fama, para eso hay que tener algunas virtudes, sino te pasa lo que sucedió con otros deportistas a nivel nacional u otros que han perdido la vida por no saber utilizar la fama. Mí papá la administró porque fue un hombre humilde y sencillo. Me queda como gran enseñanza que él, mientras preparaba el campeonato del mundo en Italia, él fue invitado a quedarse a vivir y ser un profesional allá, eso significaba ganar dinero, en Europa el ciclismo permitía ganar muy buena plata, pero él decidió por volver a Junín, a su Medrano, para darnos a nosotros una niñez normal como a cualquier chico de barrio. Renunciar al dinero para que tus hijos crezcan en tú tierra no es fácil, porque el dinero es una tentación y él pudo administrar ese dulce para acceder a otra situación, todo eso nos marcó mucho a nosotros.

¿Quién fue Ernesto Contreras deportista?

Para mí el mejor de todos, no hubo un ciclista como él en la Argentina. Por sus logros obviamente, los logros te colocan en un sitial por tus virtudes como deportista, tus condiciones y talento. Hoy por hoy vemos el ciclismo mundial en la TV, vemos al campeón mundial de pista, también al campeón mundial de ruta y al ganador del «Tour de France», tres modalidades diferentes. Dentro de ellas existen las especializaciones, entonces es muy difícil que un ciclista que compite 5´ en la pista pueda ganar un «Tour de France» o de repente vemos al campeón mundial de velocidad que valla a competir en una carera de 150 km. y ésto es algo que muy pocos lo han podido lograr. Solo Fausto Coppi, Eddy Merckx (el mejor ciclista de toda la historia) o en el último tiempo lo hizo Brandon Willis, campeón olímpico de pista y campeón mundial de ruta y ganador de un «Tour de France», eso habla de un talento único de éstos fuera de serie. Mí papá para mí fue el mejor y no sé si habrá otro que tenga esa conjugación de talento, él fue sub-campeón mundial de pista, campeón argentino de ruta cuando la contrarreloj era de 120 km. un verdadero campeonato de resistencia y después que un pistero que sale campeón argentino de km. o sale campeón argentino de persecución y vuela en la montaña, habla de un talento único, de un fuera de serie como Fausto Coppi o Eddy Merckx. Que Ernesto Contreras haya ganado el «Cruce de los Andes» siendo un pistero, deja en claro que era un elegido. No ha existido en los últimos 50 años un ciclista que consiga tantos logros en distintas modalidades. Es una análisis muy profundo que hago porque como ahora soy el técnico de la Selección Argentina de Ruta, viajo por el mundo y veo que no es fácil para el persecusionista correr el «Tour de Francia», de hecho participa, pero que lo gane es otro tema. Lo que logró en su momento mí papá es inalcanzable hoy, no existe un ciclista que sea tripartito (Pista, Ruta y Montaña), porque la montaña te lleva a lugares donde es difícil pedalear, alturas de 3.000 mts., viento. Hoy vemos a Richard Antonio Carapaz que vuela en la montaña pero no anda en la pista. 

¿Cómo fue Ernesto Contreras padre?

El mejor, la verdad que nos dio educación y enseñanza sin levantar nunca la voz. Ernesto como padre, con solo decir las cosas era suficiente. Tenía sabiduría y entendimiento en sus palabras, junto a mis hermanos nunca recibimos una reprimenda que nos haya marcado. Su paciencia y enseñanza me ha servido para educar a mí hija que hoy tiene 26 años, así como él fue paciente conmigo, lo he sido con mí hija. 

Por Redacción.