Luego de la victoria de Boca sobre Newell’s, el delantero se quebró y compartió la tragedia familiar que vive.

Este domingo, en medio de una emoción gigante por los homenajes brindados a Diego Armando Maradona a pocos días de su fallecimiento, Boca recibió a Newell’s en la Bombonera.

En ese contexto, uno que estuvo cerca del gol pero que finalmente no pudo concretar fue Ramón ‘Wanchope’ Ábila, delantero del equipo local, que se hizo cargo de un tiro penal.

A poco de comenzada la etapa complementaria, el ex-delantero de Huracán, entre otros equipos, ejecutó la pena máxima pero impactó el balón desde muy abajo y el mismo se fue por arriba del travesaño.

Posteriormente, ya terminado el partido, Ábila dialogó con la prensa y nos dejó a todos helados con una revelación íntima que hizo con respecto a una tragedia familiar.

El artillero contó que su hermano se suicidó por una depresión generada por la pandemia y llamó a todos los que están atravesando un contexto familiar a dejarse ayudar. ¡Mucha fuerza, Ramón!

Fuente: BolaVip