Foto: Prensa MGSM

Desde el inicio de su mandato, el intendente Raúl Rufeil tiene entre los objetivos de su gestión, el mejoramiento de las calles y caminos de San Martín; una política que se nutre de los recursos que aporta el propio Municipio y de los convenios firmados con organismos nacionales y provinciales, como es el caso de Vialidad; es por eso que Rufeil destaca que “la buena administración de los recursos financieros y el trabajo asociativo en beneficio de los vecinos, permiten alcanzar mejores resultados”.

El trabajo de mejora de calles y caminos se apoya sobre cuatro grandes columnas: dar respuesta al reclamo de los vecinos, mejorar los caminos productivos, que la tarea sea federal con llegada a los distritos y que todo esto se haga cuidando los recursos financieros.

Así, el plan de pavimentación iniciado en 2.020 dispuso para Palmira, la transformación de buena parte del sur de esa ciudad, con más de 50 cuadras asfaltadas en la primera etapa y la proyección de otras 50 más, en diferentes barrios del norte y del este.

“Estamos respondiendo a una vieja demanda de Palmira, la de mejorar sus calles. Es un trabajo arduo y lleva tiempo llegar a todos los reclamos, les pido paciencia a los vecinos”, dijo Rufeil.

En Ciudad y durante este tiempo hubo obras de asfalto en distintos barrios, en muchos casos, para resolver viejos reclamos y en otros, para atender el deterioro producido por la falta de mantenimiento. Parte de esos trabajos incluyen a los barrios Peltier, San Antonio, Burgo y Peltier 2; también las calles Pirovano y Perrupato, la lateral del polideportivo Rodríguez y los barrios CEC y Mebna, entre otros. Tareas que se realizan, en la mayoría de los casos, con maquinaria, recursos y personal propio, lo que permite optimizar la inversión.

La próxima restauración de calle Las Heras, de Ciudad, es otro viejo reclamo para una arteria clave, que conecta con Junín y a la que se destinará un presupuesto de 50 millones, que surgen de una administración financiera ordenada y austera, que permite destinar fondos a las “reales necesidades de la gente”, como suele subrayar Rufeil.

Pero el trabajo de reparación de caminos se extiende a los distritos: las 15 cuadras de asfalto en Chapanay, la calle Robert, la restauración en Tres Porteñas de la avenida Libertador o prolongación Divisadero apuntan no solo a mejorar las condiciones de vida de los vecinos, sino a hacer más accesible la llegada a los centros de salud, las escuelas o los destacamentos policiales.

Además, la reparación de los caminos del departamento tiene una pata importante en el circuito productivo: “Mejores caminos implican mejores condiciones competitivas para el productor”, señala Rufeil y por ello, parte de la gestión vial del Municipio está abocada a recuperar arterias fundamentales, como son los carriles San Pedro, Zapata o Chimbas en los que se trabaja en conjunto con Vialidad, o la reconstrucción del circuito productivo de Los Charabones, camino a la Colonia Montecaseros.

De esta manera, la política de mejora de calles y caminos en San Martín es, para el Municipio, una tarea federal que busca llevar respuestas y desarrollo a todo el departamento.

Fuente: Prensa MGSM