Foto: Prensa MGSM

La inversión es de casi $6 millones. La intervención responde a demandas de vieja data por problemas de anegamientos e inundaciones.

Con la premisa puesta en mejorar barrios y espacios públicos, la administración del intendente Raúl Rufeil avanza sobre una de las calles más postergadas del Norte de San Martín, y tras el acuerdo firmado en mayo con la empresa Groppi Luna SRL, la gestión para el inicio de obras avanzó rápidamente y así, se inició la urbanización de calles Tropero Sosa, 16 de Septiembre y Cardenal Samoré.

Los trabajos tendrán un plazo de 90 días, por lo que pronto los vecinos verán los beneficios de las mejoras. La inversión en la presente urbanización es cercana a los 6 millones de pesos, y ya se apostó en el lugar el equipo técnico y de obreros. En una primera etapa se trabajó en el nivelado de y el zanjeado de cunetas, muchas de ellas inexistentes, y se comenzó a llenar de hormigón los primeros metros de cordones y banquinas.

La obra comprende la construcción de acequias, cordones y banquinas de esas arterias, como así también la colocación de alcantarillas. “El objetivo es conducir las aguas de lluvia al desagüe existente en Pellegrini y Tropero Sosa”, comentó Jesús Da Prá, secretario de Obras y es que en esa zona, ante cualquier lluvia fuerte los vecinos han quedado históricamente anegados, ya que los lotes y viviendas están bajo el nivel de calle y no cuentan con desagotes pluviales correspondientes.

“Es una obra relevante para la comunidad porque que va a permitir a la zona contar con un desagüe completo y con ello, una mejor calidad de vida”, resumió el funcionario.

Fuente: Prensa MGSM