Foto: Prensa MGSM

Luego de más de una década de pedidos, vecinos de un callejón cercano al cementerio lograron luz en sus casas. La Obra es un trabajo conjunto de vecinos, la comuna de Gral. San Martín y la Cooperativa Eléctrica Alto Verde-Algarrobo Grande.

Luego de más de una década de espera, vecinos de Buen Orden, que viven en un callejón cercano al cementerio, lograron regularizar el servicio de luz domiciliaria. Se trata de más de 40 familias que ahora tienen luz, gracias a una obra conjunta realizada con la Municipalidad de Gral. San Martín y la Cooperativa Eléctrica Alto Verde-Algarrobo Grande.

“No teníamos luz; acá más de 40 familias nos arreglábamos con tres pilastras y entonces si una vecina prendía el lavarropas, la de al lado no podía ocuparlo”, comentó Daniel Zeta, vecino del lugar y completó: “Nos avisábamos unos con otros quien podía usar la luz”.

El lugar tiene más de 60 lotes, pero solo un poco más de 40 familias viven allí, ya que el problema de la falta de luz eléctrica hizo que muchos todavía no construyan. Las primeras familias se instalaron hace más de 10 años y desde entonces se viene pidiendo al Municipio que ayude a regularizar la situación.

//MIRÁ TAMBIÉN: Durante 12 hs. se combatieron tormentas graniceras en zonas productivas.

Raúl Tamagnone, Director de Servicios comentó el trabajo que se hizo en el lugar: “Esto ha sido un trabajo conjunto entre los vecinos, la comuna y la Cooperativa Eléctrica Alto Verde-Algarrobo Grande. Tener la luz normalizada es un gran avance para todas estas familias. Son 62 lotes, pero no viven todos porque no había corriente. Creo que con esta obra se acaban las discusiones entre los vecinos y no se les van a quemar más los artefactos”.

Miguel Ángel García es otro vecino del lugar: “Los trámites los empezamos con la intendencia anterior, pero recién con este intendente nos han escuchado, esa es la verdad. Acá hemos trabajado todos en conjunto y por fin tenemos luz en todas las casas”.

La obra demandó más de un año de reuniones del Municipio y la Cooperativa Alto Verde-Algarrobo Grande con los vecinos para ponerse de acuerdo e implicó instalar un transformador y todo el cableado necesario para recorrer el callejón (los vecinos quieren llamarlo callejón Álvarez) en el que hay 62 lotes proyectados.

Daniel Llaver, presidente del HCD recordó que es política de la gestión que lleva adelante el intendente Raúl Rufeil avanzar con las obras básicas pero muy necesarias que demanda la gente: “Trabajo en equipo, eso es lo que siempre proponemos, un equipo municipal que tiene sensibilidad, que recorre las calles, que asume compromisos y que los cumple”.

El concejal Mario Rivero también estuvo en el lugar y confirmó que la Comuna va a avanzar en el proyecto de ponerle al callejón el nombre que los vecinos piden: “Nos llevamos esa inquietud, ellos quieren que el callejón se llame Álvarez, por una persona muy querida en la zona y desde el Concejo vamos a trabajar para aprobarla”.

Fuente: Prensa MGSM