Croacia fue más certero que Dinamarca en los penales y avanzó a Cuartos.

0
97

 Croacia se confirmó hoy como una de las revelaciones del Mundial al derrotar en una dramática tanda de penales a Dinamarca y avanzar a cuartos de final, donde la espera Rusia y la posibilidad de repetir su histórico pase a semifinales de hace 20 años en Francia.

Tras un arranque frenético con goles tempraneros de Mathias Jorgensen (1′) y Mario Mandzukic (4′), siguieron 120 de un empate persistente que ni siquiera pudo romperse con un penal atajado por el arquero Kasper Schmeichel a Luka Modric (116′).

En una tanda de penales con cinco tiros atajados por los arqueros, Ivan Rakitic marcó el 3-2 definitivo en Nizhni Nóvgorod, el mismo escenario en que los croatas habían goleado 3-0 a Argentina en la fase de grupos.

El equipo liderado por Modric, que había ganado todos sus partidos de la fase de grupos, jugará ahora los cuartos de final el sábado 7 en Sochi frente a Rusia, que horas antes se apuntó a la fiesta de sorpresas de su Mundial eliminando a España también por penales.

Una victoria ante el anfitrión -un equipo con más entusiasmo que fútbol- devolvería a Croacia a unas semifinales por primera vez desde las jugadas en Francia 1998 por el equipo de leyendas como Davor Suker, Slaven Bilic o Zvonimir Boban.

Desde entonces, Croacia no había llegado nunca a unos octavos de final en un Mundial y el mayor logro de su fútbol perseguía a la nueva generación de talentos. Dinamarca, por su parte, se quedó a las puertas de igualar su mejor actuación en un Mundial, los cuartos de final que logró también en Francia 1998.

La lotería de los penales terminó favoreciendo a Croacia. Eriksen disparó al palo y Schmeichel igualó la tanda conteniendo el tiro de Milan Badelj. En medio de una presión inmensa, Modric convirtió esta vez el suyo. Subasic puso en ventaja a Croacia atajando el tiro de Schone y Schmeichel volvió a responder tapando el de Pivaric, pero el arquero croata tapó también el disparo de Jorgensen y Rakitic marcó el definitivo.

El equipo de Zlatko Dalic mostró que también sabe ganar sufriendo y que tiene la suerte de su lado, valores tan importantes como el buen fútbol en un torneo como el Mundial, y es ya la revelación de Rusia 2018 junto con la anfitriona. Si es también capaz de igualar o superar la gesta de hace 20 años se sabrá el próximo sábado.

EL RESUMEN:

Fuente: Cancha Llena

Deja un comentario