¿Consumir mate previene el Parkinson? Piden cautela ante el estudio del Conicet

0
146

Un neurocirujano mendocino asegura que todavía se trabaja para que un futuro haya un tratamiento terapéutico.

En la previa del Día del Concientización del Parkinson, un estudio del Conicet sigue generando repercusiones, ya que asegura que la ingesta de mate podría prevenir la enfermedad.Con motivo de esta jornada de concientización se realizarán algunas actividades.

El neurocirujano Fabián Cremaschi lo siguiente: “Para todos los que nos gusta tomar mate es esperanzador. Se trata de un estudio que se realizó en el Conicet. Se hizo in vitro, donde se tomaron cultivos de unas neuronas, las cuales producen dopamina, que es la que está disminuida en la enfermedad de Parkinson, entonces se veía que la degeneración, es decir, muerte de las neuronas productoras de dopamina con el mate disminuía. Está iniciando un paso de investigación para ver cuál sería la sustancia del mate que produce esto, para que sea en un futuro algo terapéutico, son ensayos, falta mucho”.

El Mal de Parkinson se trata de una enfermedad que no se cura. “La ciencia en esta enfermedad en los últimos 30 años avanzó muchísimo. Hoy, uno tiene que vivir con la enfermedad y antes no era así, los pacientes fallecían relativamente jóvenes, ahora, no. Ha mejorado mucho la calidad de vida, los tratamientos apuntan a eso, las nuevas pautas que da la OMS va dirigido hacia la calidad de vida. Si bien es una enfermedad muy seria, tenemos noticias muy buenas y alentadoras para los pacientes y las familias”, explicó el doctor.

Con respecto a las señales de alerta para detectar la enfermedad, podemos ver lentitud en los movimientos, temblor en reposo y rigidez muscular en miembros o tronco, la persona nota dificultad para caminar, con escaso movimiento de los brazos y arrastre de los pies, dificultad para darse vuelta en la cama, entrar o salir del auto, en la forma de escribir, temblor en las manos, piernas o mentón y los familiares refieren una falta de expresión sobre todo en la cara y un bajo tono en la voz, entre otras cosas.

“De todo lo más importante es la lentitud en los movimientos, que se llama bradicinesia. Si no hay bradicinesia ni siquiera podemos pensar en la enfermedad de Parkinson”, aclaró Chemaschi.

Este jueves se realizarán charlas en el Hospital Universitario para pacientes y familiares. También habrá una atención gratuita en Neuro Fuesmen.

“Hemos ideado junto con el área de Neurología Clínica y Quirúrgica de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo y del Hospital Universitario, a la mañana, en el aula 1, a partir de las 10, charlas destinadas a la comunidad. A la tarde, de 15 a 20 haremos una atención gratuita en Fuesmen, calle Garibaldi 405, en las redes sociales se tienen que anotar”,informó el doctor.

Por otra parte, destacó: “La enfermedad de Parkinson en Mendoza se opera desde 1966, el primer neurocirujano mendocino que operó acá fue Celman Sejanovich, después el doctor Bernardo Doris y yo hace 15 años, vengo a ser la tercera generación, me formé con el doctor Dujovne en Estados Unidos, de médicos mendocinos que operamos en Mendoza hace 52 años, porque la gente cree que operamos en forma experimental y en Mendoza ya es la tercera generación”.

¿A quiénes está destinada la charla del jueves? «A quienes sean pacientes con enfermedad de Parkinson con cuatro o cinco años de enfermedad, que hayan respondido muy bien a un medicamento llamado levodopa y que tengan dificultad con el manejo de la medicación o que les provoca muchos síntomas que molestan”.

Finalmente, el neurocirujano destacó: “El concepto de cuidar al cuidador. Recalcó que el apoyo psicológico es fundamental”.
Fuente: Los Andes

Deja un comentario