Bienvenidos a Radio ShowGol. Noticias en linea y Música las 24hs.

18 enero, 2018 8:36 am

Lo que hay que saber para evitar el Síndrome Urémico Hemolítico

Lo que hay que saber para evitar el Síndrome Urémico Hemolítico

Desde el 2013 a la actualidad el promedio de mendocinos que adquirieron la enfermedad se ha mantenido, sin embargo, este año se registraron 16 casos, 8 más que en el 2016 y, de ellos, dos fueron mortales.

Pese a la divulgación de la enfermedad y las recomendaciones que hay que tener en cuenta para evitar contraerla, Argentina es el país con mayor cantidad de casos en el mundo y se registran alrededor de 400 nuevos casos por año. En Mendoza, entre enero y diciembre de este año, se registraron 16 casos de los cuales 2 niños murieron.

“Si bien las cifras son alarmantes, es meritorio recalcar que la misma se ha mantenido desde hace ya 4 años. Así, en el 2013 hubo 14 casos, en el 2015 se registraron 21, el año pasado 8 y este año volvió a repuntar con 16 casos y dos muertes”, contó Ana María Rosaenz, Jefa de Infectología del Hospital Humberto Notti.

La especialista manifestó que Argentina se posiciona en el ranking fundamentalmente por ser un país ganadero. “Si bien es uno de los factores de contagio también se puede contraer por el uso de agua contaminada o el consumo de lácteos en mal estado”, manifestó. Tanto en niños como en adultos, esta es una enfermedad grave que trae muchas complicaciones y puede producir la muerte.

La falta de información, la peor enfermedad

Si bien el Síndrome Urémico Hemolítico es una enfermedad que ya está instalada en el país, aún falta mucho por conocer y aprender. “La gente recién se interesa por la enfermedad cuando le afecta a un familiar, de lo contrario, no tiene en cuenta la prevención”, expresó la especialista.

A la hora de hablar sobre cómo se contrae la bacteria, Rosaenz manifestó que puede aparecer en alimentos contaminados, como carne molida de vaca y aves sin cocción completa como las hamburguesas, salame, arrollados de carne, leche sin pasteurizar, productos lácteos elaborados a partir de leche sin pasteurizar, aguas contaminadas, lechuga, repollo y otros vegetales que se consumen crudos.

“También se puede producir el contagio de persona a persona por prácticas higiénicas inadecuadas. Algo frecuente es cuando las madres cambian los pañales de los pequeños y no toman la precaución de lavarse las manos, eso puede genera el Síndrome Urémico Hemolítico”, sentenció.

Otra vía de contagio es a través de aguas de recreación. Este tema merece mayor atención, sobre todo en esta época, ya que son muchos los niños que asisten a escuelas de verano. “Es común que los pequeños orinen en las piscinas y que ese agua luego sea tomada por algún otro integrante de la pileta, esa es una de las causas de contagio más habituales, sobre todo en esta época”, contó la médica.

Rosaenz también aseguró que conservar la cadena de frío de los alimentos es fundamental y, en este tipo de actividades no siempre se cumple. “Por lo general, las madres mandan sándwiches o alguna vianda para que su hijo consuma durante su estadía en la colonia y éstos no tienen el frío necesario, lo cual, los pequeños asumen un nuevo riesgo de adquirir la enfermedad”, manifestó.

Síntomas para detectar la enfermedad

El Síndrome Urémico Hemolítico comienza con una diarrea, generalmente con sangre. Simultáneamente, o en días siguientes, el niño empeora y se observa en él palidez generalizada, al tiempo que disminuye la eliminación de orina, se altera la función de renal, se reducen las plaquetas y comienza la anemia.

Respecto al tratamiento para enfrentar la enfermedad, la doctora aseguró: “Es una enfermedad que se autolimita. No hay tratamiento de las causas, sólo de las consecuencias que produce. Por ejemplo, mediante transfusiones de sangre, diálisis, tratamiento de la presión arterial o de las convulsiones. Es muy importante no tomar antibióticos ni antiespasmódicos en el periodo de diarrea. Por todo esto es tan importante la prevención”.

Medidas preventivas

Más allá de las medidas de prevención es meritorio destacar la importancia de estar informados sobre el tema y tomar todos los recaudos posibles.

Para ello, lo ideal es tener en cuenta las siguientes medidas preventivas: lavarse las manos antes de comer y procesar alimentos, no se tiene que utilizar los mismos utensilios para cortar carne cruda y cocida o verduras, las frutas y verduras deben ser lavadas con agua potable.

Los alimentos deben ser cocinados a temperatura superior a 70º, en caso de hacer hamburguesas hay que cocinarla bien ya que la bacteria puede quedar alojada en el interior de la misma, en caso de que la carne esté congelada, el tiempo de cocción debe ser superior.

Fuente: El Sol

 

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Curva 1